Descubre la solución para recuperar la funcionalidad en la zona vulvovaginal tras la menopausia

Category: Uncategorized

Igual que cuidamos y tratamos nuestra piel para retrasar y preservar el proceso de envejecimiento, ¿por qué no hacer lo mismo con la zona íntima?

Y es que, muchas disfunciones de la zona íntima femenina no se tratan o se ignoran porque se consideran una consecuencia inevitable de procesos fisiológicos naturales como los partos o la menopausia. Estas disfunciones pueden llegar a tener consecuencias importantes tanto físicas como psicológicas que repercuten negativamente en el día a día de quienes la padecen, así como en sus relaciones de pareja.

En este sentido el láser ginecológico MonaLisa Touch laser es la solución más revolucionaria para recuperar la funcionalidad de la zona vulvovaginal tras la menopausia, los partos o la incontinencia urinaria que, la práctica de algunos deportes como el running, está provocando en algunas féminas a edades tempranas.

Provoca una contracción inmediata de las paredes vaginales favoreciendo la producción de colágeno nuevo y regenerando el ya existente

Pero todavía es mucho más importante que este láser puede paliar las atrofias vulvovaginales que provocan los tratamientos oncológicos, una de las muchas secuelas que dejan en estas pacientes, de las que prácticamente no se habla.

“La innovación reside en que es un procedimiento inocuo, seguro e indoloro, que resuelve los problemas vaginales, como la sequedad, asociados a la menopausia, el parto o consecuencia de tratamientos agresivos como la radio y la quimioterapia”, ha explicado Lola Ojedaginecóloga del Women’s Health Institute de Barcelona, durante la presentación del láser.

Cabe destacar que se trata del primer láser ginecológico específicamente diseñado para tratar las disfunciones vulvovaginales que cuenta con la aprobación de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés). Además, es el único que se aplica sin anestesia porque es indoloro y el tratamiento se realiza en tan sólo cinco minutos.

Durante la presentación de MonaLisa Touch, la actriz Mabel Lozano ha querido contar su experiencia con este método. “Quise probarlo desde que supe que existía y no me equivocaba. Nunca imaginé que algo así existiera. Es algo que todas las mujeres deberían conocer”, ha apuntado la actriz, la que ha reiterado que “es una pequeña vibración que es completamente indolora”. “La mitad de nuestra vida vamos a ser menopaúsicas y tenemos que cuidar nuestra zona íntima”, ha sentenciado Lozano.

Por su parte, Carmelo Caninodirector de Deka Láser España, Carmelo Canino, ha señalado que “cualquier ginecólogo puede utilizarlo, ya que su aplicación es francamente sencilla y carece de riesgos ni dolor para el paciente”.

Pero, ¿cómo actúa MonaLisa Touch? Este sistema emplea un innovador láser de CO2 fraccional controlado por un sistema robotizado de escáner exclusivo de Deka Láser que garantiza una eficaz y homogénea aplicación. Provoca una contracción inmediata de las paredes vaginales favoreciendo la producción de colágeno nuevo y regenerando el ya existente.

Asimismo, incremente la vascularización sanguínea y permeabilidad de las mucosas creando una verdadera regeneración vulvovaginal que permite la recuperación de la funcionalidad, elasticidad y lubricación de la vagina.

RESULTADOS EN TRES SESIONES

El tratamiento dura cinco minutos y requieren tres sesiones, una al mes y, después, se recomienda otra de recordatorio anual. La paciente ya nota mejoría significativa de su sintomalogía, tanto en la elasticidad, lubricación y satisfacción sexual durante la primera semana.

Se recomienda no mantener relaciones sexuales con penetración vaginal en las 48 horas posteriores al tratamiento, así como no realizar ejercicio físico muy intenso el mismo día de la sesión. Por lo demás, puedes incorporarte inmediatamente a tu rutina habitual.

Este tratamiento está indicado en casos en los que exista dolor durante las relaciones sexuales a consecuencia de la atrofia vaginal (dispareunia)ensanchamiento de la vagina y el introito vaginal, síntomas frecuentes en el post partoincontinencia urinariacicatrices port parto (episiotomía); o distrofias vulvares; así como en pacientes que hayan sido sometidas a quimio o radioterapia, tratamientos agresivos que dañan piel y mucosas, resecándolas y aumentando su fragilidad.